Los poetas Fernando Sabido Sánchez, Mariano Rivera Cross, Carlos Guerrero, Domingo Faílde y Dolors Alberola en Jerez de La Frontera (Cádiz), Primavera 2013

domingo, 31 de julio de 2011

666.- FELIPE BOLLAÍN


Felipe Bollaín Parejo nace en Sevilla en 1974. Técnico superior en Imagen y Sonido por el I.E.S. Néstor Almendros de Tomares. Guionista de cine y televisión por la Escuela Andaluza de Cinematografía.

Se interesa desde muy joven por el teatro, el cine, la pintura y la poesía. Colabora y participa en diversos eventos artísticos en Sevilla. Ha recitado en diversos espacios culturales de esta ciudad. Forma parte, junto a Nieves Peña, Miguel Poo y Javier Monsalvett del grupo Rin Ran (que aúna música y poesía).


Obra seleccionada en el Premio Focus-Abengoa de Pintura en su edición de 1998. (Entre el jurado: Luis Gordillo y Antonio López).

Finalista en el Concurso de ilustración y poesía para escritores noveles El Aspersor (Radio 3, Radio Nacional de España), 1999.

Finalista en el concurso de poesía para escritores noveles “El Aspersor” (Radio Nacional de España, Radio 3), hecho libro por Editorial Calamar, 2000.

Finalista en el Concurso de poesía “La voz + joven”, Obra Social Caja Madrid, 2008, con la obra “Rabiografías.”

Desde Junio de 2008 forma parte del colectivo artístico-poético aina libe, exposiciones callejeras de fotografía-poesía usando como espacio locales abandonados. Mantiene un blog al respecto: http://www.ainalibe.blogspot.com

Publica “aina libe: cambia con el sol”, Editorial Conteros, 2009, un libro colectivo que recopila poemas, fotografías y relatos cortos de los componentes de este grupo poético-artístico en sus dos primeros años de existencia.

Publica su primer libro de poemas ilustrado “Los gatos han aprendido a abrir el frigorífico” (Editorial Conteros, 2010).

Desde Marzo de 2011 conduce “Trianáfora” como locutor, un programa de radio sobre poesía de una hora de duración, en Radio Triana (106.5 FM. Sevilla). www.trianafora.blogspot.com

Desde Marzo de 2011 dinamiza una tertulia-taller quincenal de escritura en el Centro Cívico La Casa de las Sirenas, en Sevilla.




OBJETIVO

Tu afecto y mi metáfora:
un círculo perfecto,
convexo y antiguo.

Lo tengo y no lo tengo.
Lo tengo y no lo tengo.
Lo tengo y no lo tengo.

Como las llaves de la lluvia.


De "Los gatos han aprendido a abrir el frigorífico",
Editorial Conteros, 2009.







TODOS TUS TRUCOS SALEN

Todos tus trucos salen,
eres una maga: me partes
por la mitad o me haces
desaparecer.

Yo no tengo tanto mérito como tú,
soy un amago: mis poemas
son trucos que no siempre me salen.

Me enseñaste a escribir.
A veces no te olvido.
Estoy unido a mí.

Aparezco.


De "Los gatos han aprendido a abrir el frigorífico",
Editorial Conteros, 2009.








EL SUEÑO COMPAÑERO

El sueño compañero nos advierte de todo.
No soñar es indicio de una atrofia en el alma.
Y así andamos,
a tientas,
sin vivir en la vida,
pescados por el bucle racional de la culpa,
hasta que la memoria reorganiza sus piezas,
entonces -tierra tiembla- se produce el milagro:
lo que se despeñaba por un túnel de ideas
ahora luce despacio su belleza de siglos,
indaga en cada paso como un giro de llave,
destapa como un trueno la esencia reprimida,
escribe sin palabras el idioma del acto
y completa su ciclo con ojos bien abiertos.

De "Los gatos han aprendido a abrir el frigorífico",
Editorial Conteros, 2009.








NUBEDADES

Tan nítida a mis ojos,
tan pequeña y abstracta en mi memoria,
tan vívida en mi sueño abierto,
esta mancha impoluta de deseos incumplidos,
esta nube que sube sobre su propio beso
me hace hablar nublado,
engulle mi vacío y nos distribuye:
tu ratón, tu sartén, mi conejo,
mi gato, mi cucurucho, tu castillo,
mi barco, tu calabaza, tu chistera
y ese dragón -a veces panorámico-
que se acerca filmando y nos da miedo,
pero muy abrazados le miramos
hasta que se convierte en otra nube.

El viento siempre borra las pizarras
de quien no señala certezas en el cielo.
Quien no sueña no ve en ella figura.

Es la tiza -su polvo, lo que intuyes-,
la inmensa nube blanca de lo urgente.

De "Los gatos han aprendido a abrir el frigorífico",
Editorial Conteros, 2009.








MARALABISMOS


Serán mares lo que llueve. Yo he bebido vida.

- - -

De nuestra herida sale sangre ilesa.

- - -

Una pareja va cogida de las manos de un niño.

- - -

Hay palabras que besan el origen.

- - -

Lapsus de un destructor: ¡Me importa un camino!

- - -

No se puede rebatir a un pájaro.








CON UN CUENTO EN LOS DIENTES


INTRO PARA CONTINUAR

Intro para continuar.
Introduzca los datos del alumno
con número de matrícula asignado anteriormente.
Modifique los campos deseados.
Corrija los campos en brillante.
Alumno no matriculado.
Debe teclear al menos un centro.
El centro no existe.
Alumno inexistente.

(Fragmento de una hoja de archivo de datos de
la Facultad de Filosofía de Sevilla.)




PARACAÍDAS

Siento más que nunca una mala máscara de insípidas palabras.
Terco araño frías baldosas con las uñas de mis ásperos pies.
Agarro mi adjetivo y lo coloco.
Maniobro en escarpada pendiente.
Ato conatos, esbozos de pozos abiertos a las inmensidades cerebrales.
Cito tacitas de tácitos recuerdos.
Dormido mido mi dolor.
Trinco trémulos trozos de todo.
Meriendo, no me rindo.
Uno dos palabras: te amo.
Trazo el trasunto exacto de mi sangre
y aquí lo expongo.
Respondo.




INSPIRACIÓN

La inspiración es una funcionaria
que almacena folios vírgenes
para transformarlos en árboles.







Las piedras caen sobre las estrellas
las estrellas caen sobre los perros
los perros ladran y hacen
desaparecer la noche.









Un bolsillo es una cueva donde guardo las ganas de tocarte.
Una cueva donde nuestras manos se acoplan densamente
sin estúpidos coitos. Como si dos desiertos renovaran
su arena de intercambio.




AÑORO TUS INCENDIOS

Añoro tus incendios
tu cuerpo en estampida
tus animales sueltos
los caracoles que danzan en tu pecho
los dragones que nunca tienen sueño
y esta tortuga china
que me escupe recuerdos al ombligo...
tu manera de robar estrellas
saltando sobre los charcos
tu tacto de ciervo...
Mi iguana te sigue vigilando…
¿Qué hago yo con el vaso del que bebiste anoche?
¿Con este vaso que siempre estará sucio?...
Estás en otro bosque.
Estoy en otro bosque.
Nos seguimos queriendo.
Somos enemigos de otras llamas.





QUE BROTE

Que rote sin brusquedad tu tierno brote,
transmitiendo su inconsciente fluir
Que te brinde la Tierra su desnudez rotunda
y no escatime en gatos si te miras adentro.
Que el sol acaricie la música de tus párpados
y embriague el movimiento de tu esencia latente.
Que rujan las cicatrices de la luna
para calmar a los molestos mosquitos de tu miedo.
Que cuando llores, el viento
salude a los charcos con un beso.
Que los truenos se deslicen como amigos,
tendiéndote con sus manos un camino que lleva
al infinito amable del pensar.
Que tu canto conquiste un mundo nuevo para mecerte
en los brazos del presente instintivo.
Que los peces engullan tus angustias, transformándolas
en globos, en sonrisas...en burbujas.
Que el mar reagrupe tus insomnios, ofreciéndote
su blanda bola cariñosa.
Que ronroneen los bosques a tu paso...
Que crujan las enérgicas raíces de la duda
y así germine la verdad sin preguntas
de un esfuerzo sencillo.

Que la ciudad despierte a lo callado.
Que la oscuridad pase las páginas
sin que nos demos cuenta.
Que cesen los tiros por la espalda
y así sentir pureza sólo, intacta.
Que recite el silencio su silencio:
invisible sangrar de hazañas cotidianas
(el sangrar diario de tus hazañas invisibles)...
que aterrice tu indomable raza
y azote tanta estupidez actual...









sábado, 30 de julio de 2011

664.- MIGUEL PÉREZ DÍAZ


Miguel Pérez (Málaga, 1976) tiene su primer contacto con la música en la Banda Juvenil de Música de los Colegios Miraflores y Gibraljaire de su ciudad natal, en cuyo conservatorio finaliza los estudios superiores de tuba. Desde 1990 compone en muy diferentes formatos que publica y estrena por todo el mundo, escribiendo música para la radio, la televisión, el cine, y toda clase de espectáculos. En 1994 escribe letra y música de la malagueña que interpretada por Pasión Vega obtiene el Primer Premio en el X Certamen de Malagueñas de Fiesta que organiza anualmente el Ayuntamiento de Málaga. Al año siguiente funda la Orquesta de Miguel Pérez, para la que escribe temas inspirados en el jazz que se hacía en los años cuarenta. Dos años más tarde funda el Miguel Pérez Consort, con el que graba Deus Meus (1999) que le financia Turismo Andaluz. Fue pianista del cuarteto Che Camerata (1997-2006), con el que ofreció conciertos por toda Europa. En 1998 obtiene el Primer Premio en el II Concurso Nacional de Composición de Marchas Procesionales Maestro Perfecto Artola, e Injuve lo selecciona para realizar una gira nacional interpretando sus composiciones para piano. Fue director de la Banda Municipal de Música de Sedella (2005-2007). Colaborador del programa Bajo Palio de Canal Sur Radio (1997-1998) y crítico en el diario La Opinión de Málaga (2006), en el año 2006 la Banda Municipal de Música de Málaga grabó un cd monográfico con sus composiciones dedicadas a la Semana Santa de Málaga, financiado por Diario Sur. En el año 2010 produce Biotza, su primer trabajo como compositor e intérprete. En el año 2005 vio publicados sus Cincuenta Poemas Mal Peinados (Belgeuse, 2005), y en el 2007 una mención especial en el II Concurso Literario Revista Axolotl con su poema Nines Mirando La Tostadora. Desde 1999 hasta la actualidad escribe en el blog Sangría Francesa, compaginando la docencia con su labor como compositor.


- NARRATIVA:
Azucena (1999).
Cuatro Mil Soldados (2000).
Sonaba La Luna (2001).
Najila (2002).
Entreguerras (2003).
El Humo De Las Pipas (2004).
Sangría Francesa (2005).
The End (2007).
Nano Ya No Podía Más (2007).
Un Paseo Alrededor De La Mesa De Billar (2007).
Rebeca (2007).
Japón Está Cerca (2008).
La Desorientada Existencia De Tula (2008).
La Primavera Eterna De Arantxa (2008).
Un Disco De Janis (2009).
Escupiendo Espumas (2009).
La Paz De Los Domingos (2009).
Infinitas Mentiras (2009).
Puntagorda (2009).
Las Tripas De La Perrita De Mayra (2009).
Arañazos (2009).
Trozos De Películas Desordenados (2009).
La Nueva Novia De Mayra (2009).
Restos Secos De Vómito (2009).
Ese Momento De Mario (2010).
Tres Veces Mario (2010).
Mayra Estaba En Arrecife Un Miércoles (2010).
A Los Que Se Había Follado (2010).
Matar La Tensión (2010).
Trozos De Sangre (2010).
Gladys VI (2010).
Gladys También Pinta Muñecos Azules (2010).

- POESÍA:
Cincuenta Poemas Mal Peinados (2005).
El Jardín De Mario (2005).
Todo Sobre Tu Madre (2006).
Las Primas De Silvia (2007).
Tres Poemas (2007).
Putas (2007).
Nines Mirando La Tostadora (2007).
Nines Mirando El Azucarero (2007).
Cuatro Estaciones (2008).
Tres Poemas Azules (2008).
Brenda (2009).
Isla De Lobos (2009).
Los Globos (2009).
Vínculo (2009).
Misterio (2010).
Ni Te Has Enterado (2010).



Cincuenta Poemas Mal Peinados




AMANECER

Es posible que los calcetines estén sucios,
que no me haya lavado la cara,
que me quedara sin cuchillas y sea festivo,
pero lo que aún me cuesta comprender,
cómo que no vi todo eso que se desparrama por la alfombra…






AUNQUE NO QUIERAS

Me recortaré uno de tus ojos y lo meteré en mi pecho,
para que no se me pierda tu mirada en los viajes,
para que nadie pueda observar cómo observas tú todo lo desconocido,
para que no puedas echar un ojo a la cazuela.
Más quisieras, no somos mosquitos ni leones.
Pero sin que nadie me lo vea.
Esconderé en mi pecho tu ojo
para que a nadie puedas ofrecerlo,
para que nadie pueda asomarse dentro de ti
ni mirar por donde no se debe tus más íntimos paisajes.
Estaré lejos, pero tu mirada siempre me acompañará,
Me mirarás aunque no quieras, y tu otro ojo quedará inútil,
ausente de otras miradas, de deseos que yo pudiera
desconocer en mi ausencia.
Coseré tu ojo a mi corazón, y será como mirarte con tus ojos,
mirarme con los míos
fuera de lugar ni tiempo, porque ni tu ni yo vamos a permitir
que algo tan estúpido como la materia nos separe, ¿a que no?






CEBOLLA EN MI NEVERA

Ya sin llanto,
se esconde manchada de tierra, de invierno.
De madrugadas y luces,
de gritos y viajes
se esconde,
apaleada por la lluvia
que moja sus lágrimas secas,
de tanto llorar para nada.







EL DIQUE

Reunámonos todos en la mesa
con peste a vino y tabaco
mirando las arrugas de Gabriel,
mirando los dibujos del olor de los sobacos.
Reunámonos en la casa vieja de la abuela de Manolo,
que tenía televisión y video, vino, rayas… en fin, de todo,
hasta que llegó la abuela
que nos puso en fila
y nos lamió el alma
hasta dejarla seca, dura como la misma vida,
de hasta sacarnos el alma a lingotazos
que nos la escupió a la cara
y nos echó sin contemplaciones
la aquella mujer cuarentona recuerdo,
de pecho generoso
y labios de leona traviesa,
que espera aún
que la maten con una espada,
por fin,
húmeda como el dique, después del chocar de las olas
en invierno, como la primera noche.










ENARENADOS

Este poema es como un puñado de pescado muerto
que se tira al mar y comienza a nadar.
Y comienza a hacer dibujos,
a la orilla de la mar.
Es como un puñado de animales que atraviesa el mar
lo mismo que un hombre a una mujer muy vulnerable.
Es como una espada de Toledo,
como un jardín sin cuidar,
como una niñera sucia y hermosa de tetas profesionales,
de tetas de amamantar.
Y el niño feliz, imaginando en el acuario,
nadando con la espada al aire,
rompiendo el alma a la su cuidadora,
que se deja querer lo mismo que un puñado de animales muertos,
que se enharinan para freírlos y comerlos sin contemplaciones.
Todo eso y mucho más, este puñado de pescado muerto,
enarenado, bajo la luna.








ESO YA ES HISTORIA

He separado mis brazos para echar a volar
lo mismo que un vuelo de Iberia sin avisar.
He separado mis brazos para que no pienses cosas que no son,
que ya todo cayó en una palangana gris de aburrimiento,
saca la perra,
llama a la abuela,
pélate,
cepíllate los dientes,
así,
así,
sigue…
He separado mis brazos para echarte a volar,
para que después de éste, tu pequeño último sufrimiento,
tengas un buen sabor de boca,
mientras yo penetro nubes de colores de nublados magistrales
con tonalidades grises que me harán llorar de verdad
por cosas verdaderamente dignas de un llanto. Y no por el color del arroz en Roma
ni por las manchas de aceite en el suelo
de la entrada.
Eso ya se acabó.
Eso ya es historia.








LA NOCHE EN QUE SE CAMBIABA LA HORA

Me levanté con lavadoras en la mirada,
con ombligos peludos,
y cerdas amamantando botellas,
cielos resquebrajados,
y muchos culos que se chupaban la boca unos a otros.
Era verdaderamente la noche en que se cambiaba la hora,
pero no sé qué les pasó a todos.
Mirando la hora no solucionamos nada.
Empiezan a lavarse el cuerpo con salivas
de unos y otros, a mezclar sus cuerpos en la arena de la playa,
a limpiar sus almas con la sal del agua muerta
de la luna caliente, que está a punto de bañarse,
de limpiarse el cuerpo, lo mismo que una puta.









LUNA II

Conozco perfectamente ese silencio,
y si tuviera ahora mismo un cristal
lo recortaría y haría un ramo de flores para tu entierro.
No sé cuándo vas a venir,
cuándo dejarás de hacerte el muerto,
pero oye,
si vienes tarde
no llores por mí,
porque preferiría que no me vieras llorando por éste tu silencio,
por ésta tu puta broma, que ni es broma ni es puta.









MI LAG

Acaso puede ser no estoy seguro,
que me plantee seriamente que no dormir contigo me hizo mal,
que no meterme tu alma en la mía me hizo mal,
que aquellos pentagramas mal peinados
que había en la mesa no eran tuyos.

Acaso puede ser no estoy seguro,
que tu novio fuese una simple fotografía del Teleindiscreta,
una imagen de las que ponen en mitad de la película,
una llamada perdida,
un sueño mientras te desangras por la noche.

Acaso puede ser no estoy seguro,
que tu boda sea quizá el preludio a tu descanso eterno,
que busques ya la tranquilidad de tu alma aún desnuda,
escupir en la faz de la tierra tus herederos,
alguien que cuando tú no estés,
recuerde que su madre -acaso puede ser no estoy seguro-
sólo estaba confundida.








MILONGA

Supongo que bailar conmigo es imposible,
pero un día me bailaré en mitad de la noche un tango.
Y me cruzaré las piernas,
y sentiré el misterio sexual del baile argentino,
y me comeré tus brazos después,
a la parrilla mi nena.









MIS OJOS LLENOS DE SANGRE

Estaba mirando la tele,
mientras me preparabas la cena,
que miraba en la nevera,
nervioso,
mientras tú lo ponías todo perdido de aceite,
que miraba nervioso,
y ni una cerveza.
Grité a tus oídos por qué,
grite por qué a tu mirada,
que llorando me pedía perdón,
cuando cogí un par de tenedores,
que me los clavé en la mirada,
por no mirarte,
que sangró mi mirada,
no sé si por tu culpa o no,
pero allí no quedaban cervezas.








PAPARAZZI

Me estaba oxigenando el alma
con un trozo de Coca Cola,
con un trozo de paella,
con un trozo de amapola.
Me estaba oxigenando el alma
con un trozo de tus labios,
mojado en el pan con vino
mojado en el aceite del plato.
Me estaba oxigenando el alma,
me estaba peinando el brazo,
cuando vino Paco con un árbol
y te lo plantó en el estómago,
que maté a Paco, y te maté sin respirar,
y para no dejar de oxigenarme,
me maté yo también,
y escupí la Coca Cola sin querer,
mientras la doctora me analizaba la entrepierna,
después de muerto.









POTRO PLAYERO

Sólo me dan ganas de no despertar,
de olvidar las horas del día,
de olvidarme de ti.
Levantarme contigo a mi lado
es cada día más doloroso.
Regarte, pasearte, lamentarte…
son hábitos ya demasiado cotidianos.
Llevarte a la playa en verano,
darte de comer en invierno…
es todo ya tan cansino
como levantarme de ti,
como obligarme a quitarte voz a la radio,
como meter la cabeza en la arena del campo
y que del barro y el agua de la lluvia nazcan árboles en mi mirada
para regarlos en la tuya
y hacerme más daño cada día.








PUTA DE MIERDA

Si un día te veo tirada en el suelo
pensaré que me estás pidiendo perdón
por darle tu pecho a la vecina,
por mirar por la ventana y fumar sin sujetador.
Si un día te veo tirada en el suelo
pensaré que has perdido tu orgullo,
que quizá te tiraste al vecino,
que quizá algún que otro capullo.
Quizá si un día –a lo mejor te veo- te tiras al suelo
voy a pensar que me quieres pedir perdón, pero ojo,
mira que no lleve zapatillas, pues mientras que estos dedos
no sean humedecidos por tu lengua,
poco vas a poder hacer
puta de mierda.










PUTO DE MIERDA

Si un día te veo tirado en el suelo
pensaré que me estás pidiendo perdón
por darle tu polla al vecino,
por mirar por la ventana y fumar desde el colchón.
Si un día te veo tirado en el suelo
pensaré que has perdido tu orgullo,
que quizá te tiraste a la vecina,
que quizá algún que otro capullo.
Quizá si un día –a lo mejor te veo- te tiras al suelo
voy a pensar que me quieres pedir perdón, pero ojo,
mira que no lleve zapatillas, pues mientras que estos dedos
no sean humedecidos por tu lengua,
poco vas a poder hacer




663.- ANA VILLALOBOS CARBALLO


ANA VILLALOBOS CARBALLO. Nació en Sevilla (España).




EL DESCENSO DE LA LUNA

Se apagaron las noches de invierno
y descendió la luna
al conjuro excitado de la piel,
a la pulsión recíproca
del fuego en nuestros vientres.

La redondez del óvalo
reclamando el tributo de la luz.

Insaciables,
sujetos a la nada,
atrapados

en esta sed salvaje de los cuerpos.

Vértigo

sostenido en deseos.


Prendidos en caricias

nos quedamos así, trazados,

en silencio,

renacidos.










PREÁMBULOS

Tu siempre me sorprendes
derramando en mi ombligo pasatiempos,
atándome la piel a tus esquinas,
sintiéndote insaciable en mi chasquido.

Hoy despliegas tu luz que me desnuda,
con la sutil costumbre de habitarme,
y descuento distancias
al néctar transparente de tu nombre,
al gesto silencioso de tu fuerza
donde el fuego me parte
en tu luz, que se fuga
al sur de mis extremos.

Sorpréndeme de nuevo,
y cuélgame suspiros con las manos
en el ímpetu abierto del enigma.










* UN HUMANO CUALQUIERA

A orillas del Duero

a Alonso de Molina, con el deseo de que nos siga
deleitando con su maravillosa visión poética
de la naturaleza y haciéndonos viajar en cada
uno de sus viajes.

Me hablarás con la lengua sin aliento
que germina en las entrañas de la tierra,
allí donde los frutos sin aristas sostienen
el arco eyaculado del sosiego,
el crujiente silencio de las rocas.


Podrías hablarme
del aguacero que germina un desierto
del fuego y del granizo que agita las arterias
talladas en sus cumbres y glaciares.


Conoces el lenguaje de las enredaderas,
de la hiedra livianamente fértil,
de un enjambre de inviernos cosido a la raíces.


Podrías hablarme
de cómo descifrar la voz de las estrellas
hurgando el interior de los paisajes
o el surco de la luna en la yema de los dedos.


Podría hablarte
con la lengua sencilla de mi espíritu
y nombrarte en el éxodo del tiempo:
tibio vendaval,
vértigo invencible.


Pero hoy mi lengua es el silencio,
no quisiera romper la oración de la montaña
que fluye con tu esencia por sus grietas;
porque hoy naces,
sin saberte nacido, naces.


Hoy naces a la yerba y al musgo del camino
a la lluvia, al fuego, a la vida
y tus ojos desbordan el poema
mientras te nombro pájaro hambriento de metáforas
que abraza las historias de “un humano cualquiera”.










Y FUIMOS TAN DISTINTOS...

Nos goteó la luz sobre los párpados
la exacta imperfección de un sentimiento
incrustando en la piel un nuevo vértigo.

Me aturdía el silencio de su ansiosa mirada,
inmóvil,
la gélida emoción de sus impulsos
tras un seco horizonte sepultado en abismos
y tanta multitud, en esa soledad
que mora en sus costuras y en sus huesos,
detenía la inútil persistencia
del tacto de mi pulso creciente de ternuras.

A veces me adentraba en sus desiertos
deslizando el temblor que acrecienta su mar
y sofoca la sed de sus instintos.
A veces le seguía en su escapada
ciñendo con mis dedos
el exiguo fragmento de su fugaz entrega.

Dime, por qué fracasan los besos en sus ojos.

¿A qué inerte sendero le condujo
aquel frágil gemido de un instante?

Cayeron las escamas de sus manos
y ciegas las espinas rompieron la belleza
anudando el dolor a las arterias.

Dime, en qué gramática se deshojan sus labios.

¿ qué inicial de su noche fragmentó
mi verbo desnudado en su garganta?

Arañé la estrechez del impasible corazón que cuelga en su pecho
intentando llenarlo de emociones;
no fue posible y fuimos tan distintos…







662.- SERGIO R. FRANCO


Sergio R. Franco nació en 1975 en Málaga. Tiene publicados los siguientes títulos: Spok (en la colección Perdurable materia, de la librería Árbol de Poe), Exceso de cerumen (en la colección Monosabio), Sífr (BMMC Editores) y Tras la puerta estaba Bamba (Puerta del Mar).





vosotros no lo sabéis
pero os lo podría perdonar todo
vuestro egoísmo implacable
vuestra ignorancia absoluta
vuestra inconstancia al amar
la cobardía de todos vuestros actos
la debilidad con que afrontáis
la desventura o la afectación
con que fingís vuestra estima
devoción o ternura
la mediocridad de vuestros logros
la displicencia de vuestros gestos
el asco que causa vuestra envidia
la lástima que inspiran vuestros sueños
os podría perdonar todo esto
si no os parecierais tanto a mí





voy haciendo zetas por el camino
y mis zapatos se quedan dormidos
sonámbulo tiemblo ante las droguerías
porque tengo complejo de manchaso
y tan ciegamente susceptible que
me duele hasta el parpadeo de un átomo
¿sabías que los hexápodos lepismátidos
carecen de ocelos los muy cabrones?
si mi conciencia hace nido en el neocórtex
la amígdala es la guarida de mi espanto





yo a borbotones
yo todo el rato
yo dos por uno
yo sin ton ni son
yo de soslayo
yo sin perspectiva
yo en desbandada
yo a bocajarro
yo qué palabra tan corta
para tanto desastre








La verdad sobre el sistema límbico
voy haciendo zetas por el camino
y mis zapatos se quedan dormidos
sonámbulo tiemblo ante las droguerías
porque tengo complejo de mancha
soy tan ciegamente susceptible que
me duele hasta el parpadeo de un átomo
¿sabías que los hexápodos lepismátidos
carecen de ocelos los muy cabrones?
si mi conciencia hace nido en el neocórtex
la amígdala es la guarida de mi espanto







Nos dijeron
nos dijeron que somos cuerpo y alma
un cuerpo condenado que se arrastra
un alma que se tensa a lo infinito

también que la belleza era esto
la perfecta verdad aquello otro
y nos dictaron por megafonía
la terrible moral de los esclavos

alcanzar la otra orilla a fin de cuentas
era el supremo bien el objetivo
secuestra tus deseos en esta tierra

pero ya es suficiente hemos cargado
una culpa después de todo falsa
aceptemos la vida y su infierno
y al infierno el espanto de cada día









De lo que tengo
tengo un mal
una enfermedad
una afección
una dolencia
un trastorno
un desarreglo
un achaque
y un diccionario
de sinónimos








la historia del desastre
si el hombre de uno en uno
ya resulta despreciable
qué cabe esperar de la masa
esa fuerza ciega que atropella
esa horda terrible que arruina
cuyo fruto ya lo sabes
es la historia del desastre
no busques cobijo en la bandada
no te asocies no te sumes
no te inscribas no aceptes
la verdad que zumba en el enjambre
no sigas otros rastros
no pises otras huellas
proyecta aunque duela tú solo
el sentido de tus pasos
aunque finalmente éstos
tampoco conduzcan a nada




661.- VIRGINIA AGUILAR



Virginia Aguilar Bautista  
(Málaga 1977). Es licenciada en Derecho por la Universidad de Málaga y Máster en Urbanismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Obtuvo una mención especial por Poemas al Vacío en la Muestra Andaluza de Literatura Joven Málaga Crea 2009.
Fue finalista con Sólo digo una cosa de La Voz + Joven 2009, certamen poético convocado por Caja Madrid. Ha sido galardonada con el primer premio de Andalucía Joven 2009, del Instituto Andaluz de la Juventud por su obra Seguir un buzón (Editorial Renacimiento, 2010). Ha sido incluida en las antologías Y para qué + poetas. Herederos y precursores (Eppur, 2010), con la colaboración del Centro Andaluz de las Letras, Clave de Sol. 16 sobre la música (jóvenes poetas malagueños), de la Colección Málaga Poesía Capital, selección del profesor D. Francisco Ruiz Noguera, así como en la antología Y habré vivido. Poesía Andaluza Contemporánea, selección publicada en mayo de 2011 a cargo de  Jesús Aguado, Aurora Luque y José Antonio Mesa Toré para el Centro Cultural Generación del 27.




SEGUIR UN BUZÓN

Hay buzones al borde
de la arcada,
pero esos no.
No esos.
Seguir un buzón
expedito, sin nombres.
Seguirlo a diario, con gafas oscuras.
Observar al cartero,
que sin mirar,
pasa de largo, dejándolo aún
más vacío.
Y seguir siguiendo,
otro día,
y otro más y seguir
custodiando una ausencia.
O escribir.

(Seguir un buzón)







Presencia
Muy pocas cosas
hacen más compañía
que un dolor leve.





De soslayo
Aunque me haga la loca
desde hace tiempo sé
que mi ventilador pasa las páginas
sin leerlas; por eso,
aunque no me lo pida,
le explico los finales.





Hipocondría
Conozco bien mis males, y por eso,
sin número,
sola, me diagnostico
enfermedades muy sofisticadas.

Sin ir más lejos ni salir de casa:
padezco ahora mismo
una terrible fiebre
muy común en los trópicos.

Leo con mucha atención los prospectos
y a Kavafis.
Guardo cama esperando
esos anunciadísimos y bárbaros

“efectos secundarios”.



seguirunbuzon_cov








Postales desde Valverde 32: Virginia Aguilar Bautista [CARTOEMAS]




660.- FRANCISCO FORTUNY



Francisco Fortuny 

(Málaga, 1958), es Doctor Cum Laude en Filología, por una tesis sobre La razón del mito en la poesía modernista, ha impartido cursos en Masters de la Universidad de Málaga sobre Métrica y Poética, y es de profesor de Lengua Castellana y Literatura, y Latín

Ha publicado los siguientes libros de poesía:

Náutica espiritual, UMA, 1991
De la locura metódica, Diputación de Málaga, 1995
Cielo rasante: Horación, Pretextos, Valencia, 1992
Fata Morgana, Pretextos, Valencia, 1997
Y Fuera de Sí (La Lucreciada), Genesian, Sevilla, 2003;

Y la siguientes obras de teatro:

Fábula de Fanes y Plutón (Auto sacramental de inspiración gnóstica), V premio Enrique Llovet de Teatro, 1991, representada en el Teatro Cervantes, Coloquio de Perros o el Sueño Cipión (Variación sobre un tema de Cervantes), representada en el Teatro Cervantes de Málaga, Monosabio, Ayto. de Málaga, 1997)
Y El evangelio de lucifer, 2007

Y, finalmente, la novela Ventura Egea, Arguval, 2004

Asimismo ha publicado en prensa más de cien ensayos breves sobre poesía, ciencia y mitos.
Sus poemas mitológicos y sus ensayos sobre mitos han sido traducidos al griego.
También es traductor de poesía catalana.




A LA POESÍA, VII

  Miro este mundo de realismo y prosa
Y comprendo el porqué de sus defectos:
Que todo el mundo es nada.
Los cosmólogos dicen que es producto
De una ruptura de la simetría
Perfecta del Origen
Que dio lugar ¾y tiempo¾ a dos contrarias
Energías gemelas
Que, sumadas, se anulan
Resultando el total igual a cero.
  No somos nadie porque todo es nada.
  Y sin embargo, a veces, la mirada
En este mundo de realismo y prosa
Descubre la belleza, la poesía,
Y la vida es divina y es hermosa,
Porque está enamorada
La mirada, y es iris (color, verso
¾es música armonía¾)
La prosa antes real (antes ruidosa
Y gris) del Universo.
  Y es porque tú eres Diosa
Incluso aunque no existas. Vida mía.






Quand vous serez bien vielle…
Ronsard

  Cuando seas muy vieja  y tu carne esté frígida
Pero ardiendo en tus sueños,  y tus músculos tersos
No lo estén, te dirás  con disciplina rígida:
Dónde estará el Fortuny  que me hizo estos versos.

   Esquivada esa flecha  tan poética y mágica
Que te envió Cupido,  resueltos tus problemas
Al final, te dirás,  arrepentida y trágica:
Donde estará el Fortuny  que me hacía poemas.

  Y cuando al fin un día  te halles sola en tu casa
Vacía, pues se fueron  tus padres y tus hijos
Cada cual por su lado,  te dirás: qué me pasa:
Me acuerdo del Fortuny  con sus versos prolijos.

  Pero yo ya habré muerto  o vieja y achacosa
A la fuerza mi vida  será una vida santa.
Qué otra cosa podría  suceder, qué otra cosa,
A ese viejo cansado  si ni se le levanta.

  Y llevando a la fuerza,  si Dios no lo remedia,
Una vida de santos,  una vida de santos,
Te dirás, lamentando  tu divina tragedia:
Dónde andará el Fortuny  que me cantó sus cantos.

  Tu vida está ocupada,  lo sé, por muchas cosas
Mucho más importantes  que yo, mujer sufrida.
Pero aún tienes tiempo:  disfruta de las rosas,
Disfruta de las rosas  que te ofrece la vida.





ÉGLOGA DE NEMODEMO A VULGUICIO

  Os oía sentado en mi pupitre
Del colegio a través de la bíomega-
Fonía ideologista y el estrépito
Del vicario en el aula, aquel belitre
Que servía, con faldas, de estratega
Al dictador decrépito
                                    (gran Buitre),
En cuanto a educación -que no tenía.
  Cantábamos a coro y a porfía
Desde la antigua Tabla
A los floridos himnos a María
Y a Isabel y Fernando.
  Pero ya nadie habla
De aquellos entusiasmos torpes, feos,
Con que todos, hablando,
Y con las manos, con la voz en grito,
Alzadas, defendíaïs sin pausa
Las limpiezas políticas y aseos
De la bendita y glorïosa Causa
Del Caüdillo, echando a los arreos
Retóricos manidos muchas manos
Y mucho sanbenito.
  Érais todos franquistas y cristianos.
  Hoy todos sois demócratas y ateos.
  Por lo que os felicito.
   Pero yo, que en aquel sórdido entonces
Criticaba al Caudillo (igual que al Duce
Y al Führer,) era como el pobre tonto
De aquel pueblo de gonces
Del Imperio chirriantes, y de buche
Inflado y pronto, y por muy poco, pronto
A ofenderse iracundo ante el escándalo
Que eran mis disparates
                                        y dislates
Y mis palabras de inocente vándalo,
Sólo propias de rojos y de orates.
  En fin, pasó aquel tiempo de fascismo;
Vino la Transición. Y el tipo mismo,
Uno de aquellos, que antes me llamaba
Necio bárbaro loco e inconsciente,
Con lengua que en escándalo se traba
Todavía me lo dice.
   Pero al día presente
No es por el mal –o el bien- que un día les hice:
Es que él, inquisidor, me cree creyente
Y no creo en su falsa democracia.
  La cosa tiene gracia.
(Ay mísero de mi, ay infelice.)





Mantener la postura propiamente:
ser discreto, normal, que ningun tic
delate mi escondite entre la gente:
ser como un grillo que ni diga cric.
(pero en el fondo no seria imponente
ser tan tremendo como Moby Dick?)

nadie note que existo y que tranquilo
me dejen con mi copa en algun pub
olvidarme de mi. tal es mi estilo:
ahogarme en suaves tragos -glub glub glub.
(aunque en el fondo no me tiene en vilo
ser tan amado como el Disney Club?)

control, control, control: que esa cosquilla
de la violencia no me oblicue el fiel:
ved como ningun gesto me mancilla:
no pierdo los papeles o el papel.
(mas si los pierdo, ay Dios, que maravilla
zurrar tan duro como el Club Marvel.)





Fragmento de un poema de Francisco Fortuny
(tomado de Fuera de sí (y otros poemas extensos),
Fundación Genesian, Sevilla, 2003)

Yo, que un objeto de activa ignorancia en las lenguas del vulgo
crítico fui, porque a mí lo que dicta el precepto imperante
no me hace gracia, ni le hallo el buqué, ni me dice gran Cosa,
puesto que soy minoría absoluta, y estoy a su margen,
yo, que a sus ojos soy nadie, lo mismo que usted a los mío
s, fiel a mí mismo, a mi genio de quién más podría fiarme ,
yo, solitario, orgulloso, rebelde, narciso, Poeta:
voy a escribir un poema que no lea nadie, un poema
gratis, por lujo, sin fin, porque sí, por el gusto de dármelo
bueno, de hacer un viaje por pies, a caballo, del verso
ágil, de alado concepto, entre mí y lo de más; una obra
pura de arte, que no necesite lector, y que sólo
pueda ser paladeada por quien, entendido, su espíritu
haya sabido elevar al saber, y no sea un cateto
profesional, que me infecte su Virtus de virus de bits,
y (ay) me la muerdan con información variable y ociosa
sobre el mal gusto de moda, dejándome mudo su estilo,
sin distinción de la prosa del día, sin seso ni música,
antes incluso de haberme sentado a escribir un mal son.

Di qué, Justicia, si, métrica, eres ficción de poetas
mera no, sí, qué principios sufrió el universo y padece
aún, y qué largo discurso lo explica o despliega, y qué extremo
deba a la postre sufrir en el tiempo final, dime, Dique,
bella invención de poetas a justa medida, que existes
gracias a su fantasía creadora, y, si exigua, in crescendo
vas poco a poco viniendo por ellos al mundo, ven, dime
todo a mí, Psique, frenando la onda temática al uso,
para que, haciéndome pleno de gracia y huraño, de genio
me hagas soberbio la luz en mi verbo, mi tema, divina
musa Harmonía, me di de tu fuente nocturna mi asunto
único, Todo, que ahora ya empiezo a cantarme en tu honor.





REALIDAD


Yo sé por experiencia
que el corazón madura con los años
de experiencia, y termina
pecho, achacoso, lelo, chocheando
por causa del trabajo
diario de los años de experiencia.
Yo sé por experiencia
que no hay callo que sirva de coraza
a un corazón que sirva
fielmente a su conciencia, si es conciencia
del mundo en el que sufre
su experiencia. Yo sé por experiencia
que la experiencia sólo
sirve para saber que el mundo es torvo
y la gente muy bruta
y que la vida es una mala pécora
y sé por experiencia
que ni el mundo, la gente ni la vida
tienen culpa de nada
porque todos nacemos inocentes
y buenos, y seguimos
siéndolo mientras dura la ilusión
de los cándidos años.
Luego nos vuelve ruines la experiencia.

Cuando era quinceañero
quería hacer poesía de la experiencia.

En medio del camino de mi vida
poesía, a secas.









659.- FRANCISCO CUMPIÁN


Francisco Cumpián, poeta malagueño (Antequera, Málaga 1951),
rapsoda y organizador de recitales poéticos, editor, impresor
tipográfico y linotipista






Empiezas
camino de un camino
a recorrer el tuyo
borrando los resquicios
las sombras de las grietas
las querencias exactas
y las no tan exactas
las dudas las certezas
el sueño inacabable
y la esquina dorada
y borrando ya escribes
te sorprendo escribiendo
se te cayó la goma
Pero ¿yo que hago aquí?

(La esquina dorada, poesía 1983-2006)






El amor se esconde
en los lejanos páramos

se esconde en las pupilas
de tu animal secreto

se esconde en los relojes

Hay que estar atento
dice el guardián
el guardián de la puerta
que todo lo sabe dice
hay que estar atento

y pasan tres mujeres
y una de ellas mira








La palabra precisa

la palabra sencilla
que debo ofrecerte
Abrir tu corazón
hurgar entre tus venas
subir por tu risa de trapecio
Y cuando ya no tengas
espacio para nadie
y ya nadie te espere
Seré yo
el hombre enmascarado
Dejé
la fuente para ella
La fuente donde mana
lo que no se razona



658.- ÁLVARO MORALES RODRÍGUEZ



Álvaro Morales Rodríguez 

(Córdoba, 30 de octubre de 1953 - 11 de abril de 2011) Realiza los estudios primarios en el colegio de Nuestra Señora de la Fuensanta, propiedad de su padre el poeta y escritor Juan Morales Rojas. Fue poeta, actor y director de teatro, licenciado en la Escuela Superior de Arte Dramático de Córdoba. Profesor de 2.ª enseñanza.
Colaborador del periódico Córdoba y otras publicaciones de nivel local y nacional. Conferenciante. Intervino en numerosos recitales poéticos. Pregonero de Santo Domingo de Scala Coeli en el año 2001. Participó en Un poeta español en Ucrania, programa especial de televisión de la ciudad de Lustk, en la región de Volin (Ucrania).
Presentó ponencias y recitales en el Primer Congreso Internacional de Literatura Virtual Iceberg Nocturno 2007 en Mayagüez (Puerto Rico).

Obra poética publicada
Antología poética de Juan Morales Rojas. Córdoba: Cajasur.
Sueños grabados. Pontevedra: El Taller del Poeta.
Tentativas del silencio. Córdoba: Diputación de Córdoba.
Antologías I, II, III, IV, en revista Sensibilidades.
Antologías V incluye el poemario Noche sin sueños (como autor invitado).
Antología de poemas y poetas del planeta Tierra incluye algunos de sus poemas.



Premios
Primer premio del Concurso Nacional Literario de la Revista Diana
Primer premio del Concurso Nacional de Poesía de la IX Feria del Olivo, en ciudad de Montoro.
Primer premio del concurso de poesía en la ciudad de Córdoba, promovido por la organización de Estudiantes SEU.
Segundo premio de «poesía taurina» de La Larga Cordobesa.
Escritor del año nominado por la revista Sensibilidades.
2004: Accesit. II premio de poesía Gaudí.



LA VIDA SE ACABA

Quiero anunciar que la vida se acaba,
los sueños han muerto, la luna se apagó,
el sol herido agoniza con rayos helados,
la tierra está mojada de tragedias,
la sangre y la sequía es su alimento.

Las olas del mar no tienen espuma,
el viento huele demasiado a pólvora,
los glaciares comienzan a exterminarse,
los montes buscan las eternas lápidas,
los árboles secos lloran por sus hojas.

Las minas están alejadas y mudas,
las flores expiran en larga agonía,
las armas son portadas por niños,
las mujeres por fanatismo, lapidadas,
las guerras se recrudecen aún más.

Ya no hay música para oír
ni tan sólo la de un pájaro perdido
ni la sonrisa de un niño
que no podrá ver más allá de sus ojos
en la terrible y amarga diáspora.









JUVENTUD...


Ciudad del augur elegida
en medio de sueños encontrada,
cuando la mañana
era aún niebla que mima al día que nace,
y el rocío besa las mejillas de las flores.

Te busco como ermitaño solitario,
para sentirme protegido
en el cuento que no está escrito.

Habrá quién lacere tu alma
al no saber andar por ti,
y te insultará
y las lágrimas de un cielo
no podrán borrar tu escarnio quemado,
mientras alucinan en engendros no reales
y falsas fantasías
en medio de un "delirium"
que no encuentran
y forma parte de sus mentes
de ancianos recuerdos
cuando al niño
no lo han dejado vivir.

Miserias de un mundo de pasiones
sin sentido, sin palomas...
y demasiadas violetas
convertidas en humo negro
en noches insomnes sin amor
en medio de musicales cárceles
con salida de emergencia,
con ritos de destilados néctares,
tabaco rubio,
y monedas blancas de éxtasis
que muerden la vida buscada
y truncan juventud por muerte.











DOMINGO DE CAMISAS BLANCAS EN LA HABANA

(La Habana, Domingo de Septiembre de 1.996)

Hay demasiada humedad en mi cuerpo seco.
Lo presiento cuando veo
un puñado de hombres sentados
en medio del fuego triste de la calma adversa.

Camino por bares,
por agrietadas calles de un barrio
por dónde van las mujeres más hermosas
que trocan sus cuerpos
por recuerdos de inmorales.

Barrio negro de sonrisa blanca y camisas de domingo.
Los domingos de la Habana
con los ómnibus cargados de silencio...

Una humilde piñata cuelga de una palmera,
anuncia los quince años, de una mulata niña.

Creo que no son los cigarros
los que irritan mi garganta,
ni es el humo lo que hace notar
mis ojos de húmedos silencios...

¿Quién tiene la respuesta?

Yo imaginaba tiendas de lujo adornadas
por sonidos de maracas y de claves
y solo las sentía en mi interior agitado.

¿Pero hoy es fiesta en La Habana?

Un chubasco muerto camina en la plaza
mojando las trenzas de las mujeres soñadas.
Y a mí el agua se me clava como cuchillo.

¡Creo que la línea de la suerte
no está en las manos cubanas!.

Canciones sobrecogedoras,
alguien mueve las palabras que envuelven
los sentimientos del ayer...
el purgatorio cotidiano.


Camisas blancas de domingo
algunas levemente floreadas
aguardan el largo verano triste
para que alguien cambie las palabras.












CAMINO DE PERFECCIÓN (Álvaro Morales)

Quisiera ser como Alberti, marinero.
Escribir los versos tristes de Neruda.
Cabalgar como jinete de Lorca.
Ser el recuerdo de Salinas en la noche.
De Ricardo Molina, gitano en "Cante Hondo".
Tener la Paz de Octavio en sus himnos.
Ir en la marcha triunfal de Rubén Darío.
La metamorfosis de Clemensont en las piedras.
Compañero del alma de Miguel Hernández
Montar en un platero con Juan Ramón.
Visitar el río Duero con Gerardo Diego.
Pasear con Juan Morales en Córdoba.
Poder querer con el sentimiento de Aleixandre.
Saber de los placeres prohibidos de Cernuda.
No tener desesperación como Espronceda.
Jugar en las fiesta con los niños de Góngora.
Hablar con la ironía de un Quevedo.
Saber rimar como lo hacía Lope de Vega.
Ser Tenorio en mi tierra con Zorrilla.
Tener el recogimiento de San Juan de la Cruz.
Poder hablar de amor como el Arcipreste.
Decir a una mujer palabras de Bécquer.
Ser fiel como Alfonsina Storni.
Aprender la exaltación erótica de Rueda.
Encontrarme en un verso de García Baena.
Tener los bastones de Antonio Gala.
Saber el sentimiento enamorado de Garcilaso.
Escribir con la fuerza del apellido Hierro.
Beber anís de Rute con Roldán.
Ser historiador en Moguer como Garfias.
Pero al final tengo que firmar mis poemas
como ANÓNIMO.....













MADRID

Vuelvo de dejar
la noche con vida,
en un mundo lejano
que no vive.
He visto el humo blanco
pegado a la bufanda
en el café de tertulia
dónde los versos florecen
entre olor de aguardiente
y frío interior
de pasados días de vigilia
de hambre y de sueño;

¡Y he conversado en Madrid. !
He buscado la pecera verde
sin pasión de conversos
en busca de fama y fortuna,
pero arriesgando mi vida
en noche de sentencias programadas.

Estragado por la vulnerable
masa de arrebatos
y amores desaforados,
y sin la herencia
de las greguerías de un imperio.
La esencia esta en la mirada
y en el aire castizo
de la ciudad sin fronteras,
mezclado de arte bohemio
y un mundo por descubrir.
Ciudad de sótanos
y ciudad que al cielo besa
con mendigos y casinos
con alcantarillas y casas de cristal,
cerca de las pastas que en el Rizt se toman.
Ciudad de Goya y Ramón
en cuatro caminos
de espirituales cuadros
de atardecer sentido
en medio de la noche blanca
de una Navidad perdida
en un lienzo del Prado,
y figuras de cera
en terrazas de verano
y música con director
de orquesta de fugas
y sangre en calles inmortales.
Un decorado de casas
con azulado aire
y estilo dibujado
en serenas devociones
de rituales, que suben y bajan
en escenarios de postales.

Crepúsculo mágico de deseos,
con olor de sándalo,
que se aleja lentamente
como monjes en retiro perpetuo
y relojes que sueñan en volar,
en verdes prados
con un tiempo bajo cero
en oasis de acantilados
en el exilio de su entorno.
Jardín que se retira
buscando su preciado aire
que se quema por la prisa
de praderas que aparecen
como lagos secos
entre montañas rojas.

Aún eres terciopelo
en deseos de vivir en tu corte,
de sueños de joyas y aplausos,
y kilómetros de lujo
en la ciudad que vive
entre un ritmo seguro
de realidades arrebatadas
y recuerdos, de oloroso vino
sin sueños profundos
y ligeros equipajes del poeta












PAISAJES PERDIDOS


Recreo en mi mente paisajes perdidos:
vivo entre la media luna y arreboles secos.

Acudo a ti... no revivo los días blancos
en cóncavas miradas cuando son cuevas
oscuras y húmedas porque ayer fue distinto.

Miro al frente... como soldado anarquista
veo solo angustia y vanidad en tus ojos.

Oigo tu voz ausente que se escapa sola
como fábulas casquivanas sin finales
en medio de odas que ni siquiera cantan.

Alejo de ti el olor de mi cuerpo guerrero
cuando aún la batalla no está ganada.

Sufro la ausencia al no verte en mi lecho
como antes cuando éramos amantes
y no recreaba la mente los paisajes perdidos.


olvídate de pensar.

No soy como la estrella que se apaga
y no le importa a la noche.

¿Por qué sales al paso de los recuerdos
que para ti son como caracolas muertas
perdidas en la arena de la despoblada playa
que tampoco sienten si la ola llega?.

Hoy ardo en el vacío del espacio
y no huelo los pinos al amanecer.

Por mi sangre cansada
circulan los miserables ácidos de la gula
y no se encuentran con el fuego lascivo
de cuando no pensabas olvidarme.

Hoy el diluvio en mi cara
ha hecho un muro de piedra
que canta a los rincones olvidados
que como corales rotos
continuo viendo en tu cara.

657.- EVA MARÍA VELÁZQUEZ VALVERDE


Eva María Velázquez Valverde, nació en Granada el 26 de enero de 1956. Posee una amplia formación académica. Diplomada en Magisterio (Filología Inglesa) por la Universidad de Granada en el año 1980, continuó su formación en la Facultad de Filosofía y Letras (Filología Hispánica) Es Diplomada en Protocolo y Relaciones Institucionales por la Escuela Internacional de Protocolo. Titulada en Marketing y Dirección Comercial por las Escuela Superior de Estudios de Marketing de Madrid y en Dirección y Administración de Empresas por la Escuela Superior de Marketing y Administración de Barcelona. Actualmente cursa estudios de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Granada, en donde trabaja como Coordinadora de Servicios.

Su llegada al mundo de la literatura fue por puro azar y en tan sólo cinco años posee una amplia trayectoria en el mundo literario.

Comienza en 1999 en el Equipo de Redacción de la Revista Literaria Cruz de Piedra de Huétor Vega (Granada). En uno de los recitales poéticos en los que actuaba como rapsoda, conoce a Pedro Enriquez, director de Ficciones, Revista de Letras de Granada y pasa a formar parte del Consejo de Redacción, colaborando activamente en todos los actos organizados por la misma y aportando escritos propios y crítica literaria de textos ajenos. Tras obtener el primer premio de poesía y relato breve en un certamen organizado por la Universidad de Granada, comienza a escribir en Artes y Letras, suplemento cultural del Diario Ideal, dirigido por Juan Vellido Pelegrina. En el 2001 ingresa en el Consejo de Redacción de la Revista Campus, editada por la Universidad de Granada. En el año 2003 se hace cargo de la Secretaría de la revista de creación literaria Caleidoscopio y de Elvira, revista de estudios Filológicos, con aportaciones de obra propia y artículos de investigación filológica, ambas subvencionadas por el Decanato de la Facultad de Filosofía y Letras. Actualmente colabora con la Revista de Humanidades Liceus, de Madrid.

Ha actuado en las salas más prestigiosas de la cultura granadina en presentaciones de actos y lecturas, y en recitales con obra propia y ajena. También apoyó activamente con su lírica los encuentros organizados en pro de la paz en Irak junto a las primeras voces de la literatura granadina.





WEB DE LA AUTORA: http://www.ugr.es/~evavelva/

Despertares

Si pudiera vencer hoy
la esclavitud de mi alma,
ante el frágil cristal
de tu argumento.

Si lograra olvidar,
con el roce de tus manos,
el recelo, que en tus ojos
me produce tanto miedo.

Si el dolor de mis heridas
se esfumara,
por más momentos
que un momento, y

Si lograras darte cuenta
de que tu amor y mi amor
no entienden
tu descontento.

Si algún día,
por capricho de los dioses,
reconocieras que sólo tú
eres mi aliento.

Y, si de nuevo nuestros ojos
se fundieran en un sueño;
y tu cuerpo, candoroso,
volviera a tocar mi cuerpo...

Te juro, amor,
que moriría
al primer contacto
de tu beso.


(Primer premio Certamen de Poesía AGEF, 2000)







Tañidos del ayer

Las mismas calles que ayer
amamos juntos, gritan hoy
que dos no son uno más uno.
Tristes, miran nuestros cuerpos
impregnados de azahar,
... sin olor alguno;
Y esas fuentes, que bañaron azoradas
cada gota de mi amor, lloran hoy
al confirmar tanto embrujo
detenido en el ayer,
tanto embrujo... atrapado
en el latido de un absurdo.

No me gusta ser mayor y mirarte,
me envenena tanto amor enmohecido.
Todo en vano empuja al aire,
y yo, mi vida entera, al vacío.

Necesito paz, encontrarme
y me revuelve la nostalgia.

Me pregunto y
no encuentro
las respuestas.
¿Qué fue del lucero de tus ojos
que apagaba al mismo cielo?
¿Qué senderos tomarán tus manos,
vacías, en su anhelo?
¿De qué boca beberán mis labios,
si mis besos ya tuvieron siempre dueño?
Dime,
¿Qué hago yo,
con tanto amor que llevo dentro?
¿En dónde guardo mi ilusión,
si no existen vitrinas en el tiempo?

Silencio... duerme el miedo







Añoranza

Porque tu figura me da fuerzas
para continuar viviendo.
Porque sigo impregnada de tu olor.
Porque triste sonrío, y
es tu risa la que siento.
Porque sigo besando otras
bocas con tus besos.
Porque tus ojos traicioneros,
prenden mi llama dentro.
Porque sin verte, sigo tocando
cada palmo de tu cuerpo,
y en nuestra alcoba
te sigo amando
como si fuera cierto.
Porque fui feliz mientras te tuve.
Porque, a pesar de todo,
sigues vivo en mis anhelos.
Y... porque tu recuerdo
irá conmigo
al más azul de los infiernos.









Con tus ojos cerrados

Yo para ti quisiera,
con mil caricias escondidas,
fraguar de dicha tu alma entera.
Y que tú no lo supieras.

Yo para ti quisiera
desgajar la más polar de las estrellas;
darte, poco a poco, la grandeza de su luz.
Y que tú no lo supieras.

Yo para ti quisiera
deshilar cada rayo de este sol;
unir a él los cabos sueltos de tu vida.
Y que tú no lo supieras.

Yo, para ti, quisiera
que el universo entero se te ciñera
como una dulce caricia,
en la que siempre te durmieras.